Conocimiento del Triángulo de Seguridad®. Partes interconectadas de la parte inferior del vehículo que podrían afectar la capacidad de un conductor para evitar accidente

• Control

Los amortiguadores desgastados pueden ser la causa del balanceo del vehículo en las curvas, lo cual afecta su capacidad para evitar objetos en la carretera.

• Frenado

Los amortiguadores pueden permitir una transferencia de peso a las ruedas excesiva antes del frenado, lo cual podría incrementar la distancia de frenado.

• Estabilidad

Los amortiguadores pueden ser la causa de balanceos y rebotes excesivos cuando el vehículo está en movimiento, lo cual reduce el control del conductor.


Como la mayor parte de componentes del chasis fundamentales para la seguridad, los amortiguadores se desgastan durante el funcionamiento normal. La tasa de desgaste depende de muchas variables, como el estado de la carretera y las condiciones ambientales, su manera de manejar y la carga del vehículo.

Sin embargo, en general, los amortiguadores se desgastan de manera tan progresiva que los efectos negativos (menor precisión de la dirección, del frenado y/o de la estabilidad del vehículo) no se aprecian fácilmente en condiciones normales de manejo. Los amortiguadores desgastados podría afectar negativamente:

• el confort de los pasajeros
• la tasa y el motivo del desgaste de los neumáticos
• alineación dinámica de las ruedas
• la vida útil de los frenos
• la durabilidad de otras piezas del chasis

No lo dude. Exija una inspección del triángulo de seguridad hoy mismo


               

Para ayudar a los automovilistas a proteger su seguridad en la conducción, los ingenieros de control de la suspensión sugieren que los amortiguadores y estructuras automotrices se reemplacen a los 60.000 kilómetros.

Además, siempre es una buena idea pedir a su proveedor de servicios de automóvil que realice una comprobación completa de la seguridad del sistema del chasis, incluyendo los componentes de control de la suspensión, cada 19.000 kilómetros.

Los componentes de control de la suspensión se desgastan debido a la conducción diaria y una variedad de condiciones de carga y del camino

• Es posible que los amortiguadores y estructuras no muestren señales visibles de desgaste, pero los componentes internos pueden haber sobrepasado su vida útil

• Los amortiguadores y estructuras típicos "hacen su recorrido" un promedio de 1.087 ciclos por kilómetro, es decir, ¡20 millones de ciclos cada 19.000 kilómetros!
Los amortiguadores y estructuras son susceptibles a desgaste adicional causado por el uso pesado y las condiciones severas del camino y ambientales

• Los componentes de control del viaje interaccionan con, y dependen de, otras partes clave de la dirección y la suspensión

Recomendación de remplazo a los 60,000 kilómetros.*
Ayude a mejorar las características de manejo y la comodidad del vehículo. Recomendación 60.000 km

Un juego de amortiguadores nuevos puede mejorar más que la suspensión. Ayuda a mejorar el frenado y el manejo en ciertas condiciones de conducción y hace los vehículos más seguros y más fáciles de controlar. Esto ayuda a hacer que el camino sea más seguro para todo el mundo.

Un solo amortiguador degradado un 50% en su vehículo puede aumentar las distancias de frenado hasta en 3 metros en ciertas condiciones de conducción.

• A 96 km/h. Pruebas realizadas en una superficie seca y con baches. El kilometraje real puede variar dependiendo de la habilidad del conductor, el tipo de vehículo, el tipo de conducción y las condiciones de la carretera.